Common menu bar links

Mantenerse a salvo (Keeping Safe)

Aviso: Ten en cuenta que aunque se ha traducido parte de la información a otros idiomas para tu comodidad, el resto del sitio web de Parks Canada y el servicio de atención al cliente se presentan en los dos idiomas oficiales de Canadá: francés e inglés.

This page is also available in English

Aunque tomamos todas las medidas posibles para mantener a los visitantes a salvo, eres tú en última instancia el responsable de tu propia seguridad durante tu visita a un parque nacional. A continuación te proporcionamos algunos recordatorios que serán de utilidad para que tú y tu familia se mantengan a salvo mientras acampan en un parque nacional.

Clima

Nunca subestimes la importancia de las condiciones climáticas. Antes de salir de casa para un día de excursión, una escalada o una acampada durante la noche, consulta el pronóstico del tiempo para el lugar que visitarás. Esto te ayudará a planificar; pero prepárate para los cambios climáticos, especialmente en las montañas o cerca de los cuerpos de agua, donde las condiciones atmosféricas cambian rápidamente.


Siempre recuerda que tú y tu familia deben protegerse del sol. Usa un sombrero y gafas de sol, escoge un protector solar que sea adecuado para ti y cubre con este las áreas expuestas de la piel (¡no olvides cubrir tus orejas!). También te protegerás de los rayos solares usando pantalones y camisas de mangas largas. Si estás acampando en altitudes elevadas, explorando en cuerpos de agua o cerca de estos o visitando un área cubierta de nieve, recuerda que en estos entornos la intensidad de los rayos solares es mayor y debes prestarle atención.

También debes protegerte de las descargas eléctricas atmosféricas. Cuando se avecina una tormenta, asegúrate de estar atento a las condiciones climáticas y toma las precauciones necesarias antes de que llegue la tormenta. Para obtener más información sobre la protección contra las descargas eléctricas atmosféricas, visita la página web de Environment Canada (inglés).

Conducción

La conducción de un automóvil es una de las actividades más peligrosas dentro de un parque nacional, la cual difiere en gran medida de la conducción en áreas urbanas conocidas. Recuerda lo siguiente cuando conduzcas:

  • Siempre obedece las señales de los límites de velocidad
  • Presta atención a los otros conductores del parque. Ellos podrían distraerse con el hermoso paisaje o podrían estar perdidos.
  • Ten cuidado con los ciclistas. A veces es difícil verlos.
  • Ten cuidado con los animales silvestres.

Fauna silvestre

No te acerques a los animales silvestres ni los alimentes; sigue siempre todas las reglas del parque nacional que estás visitando. Es imposible predecir cómo reaccionarán los animales silvestres en una situación dada, por lo que la mejor forma de que tu familia se mantenga a salvo y de que la fauna silvestre se mantenga salvaje es evitar los encuentros cercanos.

Para obtener más información, ve al centro de visitantes del parque en que te encuentras, toma un folleto informativo y habla con nuestro amable personal.

Insectos y plantas

No es inhabitual encontrarse en la naturaleza insectos que muerden y pican, especialmente en los senderos y en las áreas de acampada. Lleva repelente de insectos y evita usar perfumes y lociones olorosas que atraen a los insectos.

Hiedra venenosa Hiedra venenosa
© Parks Canada

Algunas plantas, como la hiedra venenosa, pueden provocar erupciones cutáneas y reacciones alérgicas al tocarlas. A menudo eliminamos estas plantas de las áreas comunes en torno a los terrenos de acampada, pero debes estar atento a su presencia a lo largo de las carreteras y los senderos.

Para entender qué debes evitar y a qué debes prestar atención, visita el sitio web del parque o habla con el personal cuando llegues al centro de visitantes.

Agua potable

Tomar grandes cantidades de agua es muy importante cuando realizas actividades al aire libre, especialmente los días calurosos y soleados. Asegúrate de tomar agua potable procedente solo de fuentes confiables, tales como los grifos de agua potable que se encuentran en los terrenos de acampada. Aunque el agua de los arroyos, ríos y lagos generalmente es limpia y puede parecer lo suficientemente adecuada para beber, podría contener bacterias o parásitos perjudiciales. ¡Si no estás seguro, pregunta!